Hola! Queremos contarte como cuidar tus prendas de lana. Con el cuidado adecuado, tus prendas deberían acompañarte a lo largo de los años. Te presentamos una guía acerca de cómo cuidar, secar y guardar tus sweaters. Naturalmente, cada prenda tiene su propia etiqueta con instrucciones únicas acerca del método de lavado y cuidado que debe aplicarse, por lo que es importante siempre chequear primero la etiqueta.

Cómo LAVAR y CUIDAR tus abrigos de lana

La mayoría de nuestros abrigos de lana pueden ser lavados a mano. (Ya que estamos, te contamos que el lavado a mano causa menos impacto sobre el medio ambiente!).

  • Para lavar, llena una palangana o lavamanos con agua fria y agreguá un jabón suave. Girá el sweater suavemente en el agua y luego enjuagalo.
  • Después de lavar, apretá suavemente la prenda para hacer escurrir el agua. Tendelo prolijamente sobre una toalla y enrollalo como si fuera una bolsa de dormir. Asegurate de no escurrir o retorcer la prenda para eliminar el agua (no es un trapo de piso!!!)
  • La lana Merino tiende a formar bolitas de forma natural. Esto ocurre cuando la lana se frota contra algo o contra sí misma. Acostumbrate a remover las bolitas luego del lavado a mano.
  • Colocá tus prendas de lana en forma horizontal para su secado, para evitar que se deformen al ser colgadas.
  • Podés darle a tus sweaters un golpe de vapor luego del secado.

Cómo GUARDAR

  • Doblá tus sweaters en lugar de colgarlos, para evitar su deformación.
  • Con respecto a las prendas de lana, siempre lavalas o mandalas a la tintorería antes de guardarlas hasta la siguiente temporada. Los aceites naturales y perfumes pueden atraer la polilla.
  • Opcional: guardá las prendas con naftalina para ahuyentar las polillas. Si no te gusta la naftalina, podés guardarlas con bolsitas que contengan hierbas secas (lavanda, eucaliptus, pachulí).